Reunión de los lunes

Nos reunimos todos los lunes a las 20,30 horas en la C/Vinaroz nº31, entrada por C/Pradillo, MADRID ¡TE ESPERAMOS!

sábado, 26 de diciembre de 2015

Condenada por denuncia falsa a una multa de 2080 euros

Sábado, 26 de Diciembre, 2015

Una mujer que responde en la noticia por las iniciales de M.B.L., ha sido condenada por la Magistrada del Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén, María Valle Elena Gómez (aparece en el lado derecho de la imagen) a pagar en total 2080 euros por una denuncia falsa. De esta cantidad, 1000 euros son para la víctima, una víctima varón, un hombre a quien ella acusó por la ley de violencia de género.

Se inventó una buena historia, y además la representó, pues la Guardia Civil la recogió medio desnuda, y fue entonces cuando acuso de agresión sexual, de agresiones, e incluso de rociarla con un mechero e intentar quemarla, a este hombre con quien había mantenida anteriormente una relación, y parece que existía una previa denuncia de por medio, con una orden de alejamiento para el varón.

Ha reconocido que los hechos denunciados son fruto de un invento por su parte, pero este hecho es debido a que consciente de que la habían pillado, sería más favorable la condena si reconocía que todo era mentira.

Se activó rápidamente el protocolo por violencia de género, y la víctima pasó a ser localizada, detenida y encerrada en un calabozo, hasta pasar a disposición judicial.


Fuente:
http://www.ideal.es/jaen/jaen/201512/25/euros-inventarse-agresion-mandar-20151223230121.html

2 comentarios:

Angel Ferreiro dijo...

Lamentablemente sólo una magistrada parece capaz de condenar a una mujer por estos delitos. Los jueces (hombres) tienen tanto miedo al lobby feminista, que les cataloguen de machistas y, con ello, arruinen su carrera profesional que "se quedan en la duda" y absuelven como si el despecho femenino fuera un eximente legal.

viso dijo...

A veces parece que es así.

Habría que ver el caso particular, pues cuando condenan por denuncia falsa en muchas ocasiones el tema es tan escandaloso que no pueden proceder de otra forma.